Una vagina con tatuajes y piercing

Una vagina con tatuajes y piercing

Como los hombres ponemos nombres a nuestros penes, las chicas también humanizan sus genitales, otras piensan que como toda mujer su vagina tiene derecho a verse bella, y como dicta la regla: “¡hay que ver estrellas!”. Así que el depilado con figuritas no basta, es necesario recurrir a los tatuajes y los aretes (creo que la pintura de labios es cada 28 días) para luego lucir esos diseños únicos mediantes selfies vaginales. ¡Ya sabemos lo que siente un ginecólogo y es genial! Lo que no sé es que tiene que ver la deidad que tiene en las nalgas, ¿será una especie de dios del culo al que hay que pedirle para que los anos se dilaten? – No sé, pero estoy buscando los requisitos para convertirme a esa religión.

No me importa que tenga que dar diez por ciento de mi dinero, cuando no tienes nada; el diez por ciento de eso sigue siendo nada. Así que creo que yo podré recibir la fé de los labios de una vagina sin perder nada, solo ganar. Seguramente creeran que soy un listillo pensando que me aceptaran fácilmente, pero seamos realistas, tampoco es que son la primera religión del mundo y no creo que sus feligreses abunden, así que si tienen alguna neurona no deberían despreciar a nadie por ahora, luego ya podrán exigir cosas como no comer pizza lo lunes o confesar tus secretos por el grupo de whatsapp semanalmente para ser perdonado.

93.268 views

3 comentarios en “Una vagina con tatuajes y piercing”

  1. Los hombres no tiene idea del placer que nos causa tener un piercing en clítoris, es impresionante, yo diría que incrementa el placer en un 200%, ya luego que lo tienes te lo quitan muerta porque los orgasmos no vuelven a ser los mismo. El sexo oral y hasta la penetración se siente muchísimo mejor. Algo pasara con el metal y los nervios del clítoris pero por experiencia propia digo que es lo máximo.

Los comentarios están cerrados.